Argentina y Chile acuerdan términos del swap energético

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, acordó junto a su par chileno, Andrés Rebolledo, un nuevo convenio que establece las condiciones para el swap energético entre ambas naciones
Gentileza del Ministerio de Energía y Minería de la Nación
Lunes, 11 diciembre 2017

El ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, acordó junto a su par chileno, Andrés Rebolledo, un nuevo convenio que establece las condiciones para las operaciones de intercambio de gas natural y energía eléctrica entre ambas naciones.

El denominado swap energético apunta a satisfacer la demanda interna de energía en los términos del Vigésimo Octavo Protocolo Adicional al Acuerdo de Complementación Económica Nº 16 (ACE 16), firmado entre Argentina y Chile el 2 de agosto de 1991.

En los considerandos del documento, se plantea en el entendimiento que "las operaciones de intercambio de recursos energéticos contribuyen a satisfacer recíprocamente las necesidades de los respectivos mercados internos, en la medida en que permiten complementar sus sistemas de abastecimiento de energía ante restricciones en la capacidad de transporte, carencias temporales o estacionales de recursos o de capacidad de regasificación".

Desde el acuerdo entre los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y Chile, Michelle Bachelet, firmado hace un año, se han profundizado los lazos comerciales.

Argentina concretó a fines de octubre un envío a Chile de dos millones de metros cúbicos de gas natural, volumen que fue reintegrado al país esa misma semana, lo que fue considerado el “primer swap energético de la historia” bilateral.

“El acuerdo nos permite, en el caso de emergencia, estar ayudándonos mutuamente, y en el largo plazo generar condiciones para intercambios comerciales, que sean para el mutuo beneficio de los dos países y al mismo tiempo generar condiciones para el desarrollo de la industria, del lado chileno y del argentino”, destacó Aranguren.

Por su parte, Rebolledo celebró el acuerdo y agregó que “somos dos países que, además, energéticamente, somos complementarios”.