IEA ve a EEUU como pronto exportador neto de petróleo

La Agencia Internacional de Energía indicó en su informe que países fuera de la OPEP aumentarán sus exportaciones de crudo durante los próximos 5 años, y contribuirán a modificar "de forma extraordinaria" la geografía mundial del petróleo
Reuters
AFP Martes, 12 marzo 2019

Estados Unidos seguirá bombeando cada vez más crudo, hasta convertirse en exportador neto de petróleo en 2021 y pisarle los talones a Arabia Saudita en los mercados mundiales, prevé la Agencia Internacional de la Energía (IEA) en su informe prospectivo anual sobre el petróleo.

Esta evolución "reforzará la seguridad en el mercado petrolero mundial", al aumentar las opciones de suministro para los países consumidores, en particular en Asia, afirma la IEA en este informe que cubre el período 2019-2024.

La revolución de los hidrocarburos de esquisto en Estados Unidos convirtió a este país tradicionalmente importador de oro negro en uno de los principales productores de petróleo del planeta.

Esta nueva situación alteró los mercados mundiales de petróleo, provocando una superabundancia de oferta y la consiguiente caída de los precios del crudo a mediados de 2014, de la que el sector tiene todavía dificultades para recuperarse.

"Es una época extraordinaria para la industria petrolera, en un contexto en el que la geopolítica se convierte en un factor más importante en los mercados y la economía mundial se desacelera. Allá donde se mire emergen nuevos actores y las certidumbres pasadas se desvanecen", señaló Fatih Birol, director ejecutivo de la IEA, citado en un comunicado.

De aquí a 2024, Estados Unidos seguirá alimentando el 70 por ciento del crecimiento mundial de las capacidades de producción de petróleo, con 4 millones de barriles diarios adicionales, según la IEA. Globalmente, las capacidades de producción aumentarán en 5,9 millones de barriles por día para 2024, pese a un retroceso esperado de Irán, por las sanciones estadounidenses, y de Venezuela, sumida en una grave crisis política y económica.

Otro gigante americano, Brasil, y Noruega aumentarán también sus exportaciones de crudo durante los próximos cinco años, y contribuirán a modificar "de forma extraordinaria" la geografía mundial del petróleo, estima la IEA, que defiende los intereses de los países consumidores.

En total, la producción de países no miembros de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP), se disparará de 6,1 millones a 68,7 millones de barriles diarios en 2024.

La IEA pronostica sin embargo que la producción del cartel disminuirá entre 2019 y 2020, antes de experimentar un crecimiento "moderado" hasta 32 millones de barriles diarios en 2024.