Comité de acción conjunta: Superávit de crudo está prácticamente eliminado

La reunión del Comité Técnico Conjunto halló que en marzo los inventarios de petróleo en los países desarrollados se ubicaron en 12 millones de barriles por encima del promedio a cinco años
Reuters
Reuters Jueves, 19 abril 2018

El exceso global de petróleo ha sido prácticamente eliminado según analizó el panel técnico conjunto de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y de exportadores de crudo que no integran el cártel, en gran parte gracias al acuerdo de recorte de producción vigente desde enero de 2017.

La reunión del Comité Técnico Conjunto halló que en marzo los inventarios de petróleo en los países desarrollados se ubicaron en 12 millones de barriles por encima del promedio a cinco años, declaró una fuente.

La cifra está muy lejos del nivel de 340 millones de barriles por encima del promedio en que los inventarios se encontraban en enero del 2017.

El objetivo declarado del pacto de recortes del bombeo es reducir el exceso en los inventarios petroleros al promedio de cinco años, aunque los ministros de Petróleo han dicho que también se deben considerar otros indicadores.

Aunque la OPEP está próxima a cumplir la meta original del pacto, aún no hay señales de que Arabia Saudita -el miembro más influyente del grupo- o algunos de sus aliados quieran dejar atrás los recortes de suministros.

Arabia Saudita estaría satisfecha si el precio del barril sube a 89 dólares o incluso a 100 dólares, indicaron fuentes de la industria, en una señal de que los saudíes no buscarán cambiar el actual acuerdo de reducción de suministros incluso aunque la OPEP esté cerca de cumplir el objetivo.

La OPEP, Rusia y varios otros productores comenzaron a recortar los suministros en enero del 2017, en un intento por terminar con el exceso de oferta. Posteriormente extendieron el pacto hasta diciembre del 2018 y se reunirán en junio para volver a revisar esta política.

Dentro de la OPEP son pocas las voces que están a favor de un cambio en la estrategia. La mayoría habla de introducir mediciones adicionales de los inventarios para evaluar el resultado del acuerdo, y de una necesidad de apoyar la inversión en producción nueva para evitar un déficit de la oferta.