Grandes petroleras aún no invertirán en búsqueda de nuevos yacimientos

Un informe realizado por la consultora Wood Mackenzie señaló que las grandes petroleras internacionales reducirán el gasto en exploración de petróleo y gas por quinto año consecutivo en 2018, pese a la necesidad de nuevas inversiones
Reuters Jueves, 4 enero 2018

Pese a la recuperación paulatina de los precios internacionales del crudo, las principales petroleras del mundo aún no se animan a acelerar la búsqueda de nuevos yacimientos. Según señaló la consultora Wood Mackenzie, esto se debe a que las compañías todavía están determinadas a retener capital en lugar de buscar nuevos recursos.

Exxon Mobil, Royal Dutch Shell, Total y sus rivales reducirán el gasto en exploración de petróleo y gas por quinto año consecutivo en 2018, detalló WoodMac, a pesar de la creciente urgencia de reponer las reservas tras años de contener la inversión.

La inversión global en exploración, vital para aumentar la producción y compensar el declive natural de los yacimientos existentes, alcanzará los 37.000 millones de dólares en 2018, un 7 por ciento menos que un año antes y más de un 60 por ciento por debajo del máximo de 2014.

En lo que respecta a las grandes compañías del sector, el gasto bajará en conjunto cerca del 4 por ciento este año y representará aproximadamente una décima parte de la inversión en la producción de petróleo y gas.

“Esta podría ser la nueva normalidad y los días en el que uno de cada seis dólares se dedicaban a la exploración formarán para siempre parte del pasado”, indicó la consultora en su informe.

Sin embargo, los descensos eclipsan un modesto repunte en la actividad de perforación ante la caída de las tarifas de las plataformas y el foco en cuencas bien conocidas permiten a las empresas rentabilizar mejor la inversión, según Andrew Latham, analista de WoodMac.

El derrumbe de los precios del petróleo en 2014 provocó una profunda reducción de costos en el sector, pero sus empresas siguen necesitando incrementar sus recursos a medida que menguan las reservas.

Con el precio del crudo y los beneficios en fase de recuperación, el impulso para aumentar las reservas solo puede crecer.

La tasa de éxito en la exploración ha caído del 40 por ciento al 35 por ciento en la última década, poniendo de relieve la importancia que han tenido las adquisiciones como alternativa, aunque por lo general más costosa, para sumar recursos.