OPEP vuelve a recortar pronóstico para demanda de crudo en 2021

La recuperación de la demanda mundial de petróleo en 2021 será más lenta de lo que se estimó previamente, en medio de un aumento de casos de coronavirus, indicó la OPEP
Reuters Jueves, 15 octubre 2020

La recuperación de la demanda mundial de petróleo en 2021 será más lenta de lo que se estimó previamente, en medio de un aumento de casos de coronavirus, indicó la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), lo que se suma a los obstáculos que enfrentan el grupo y sus aliados para equilibrar el mercado.

La demanda aumentará en 6,54 millones de barriles por día el próximo año a 96,84 millones de barriles diarios, señaló el cártel petrolero en su informe mensual. La previsión de crecimiento es 80.000 barriles por día menos que lo esperado hace un mes.

Los precios del petróleo colapsaron luego de que la crisis del coronavirus detuvo los viajes y frenó la actividad económica. Si bien el levantamiento de las medidas de confinamiento en el tercer trimestre permitió que la demanda se recuperara, la OPEP prevé que el ritmo de mejora económica se desacelerará nuevamente.

“Si bien la recuperación del 3T20 en algunas economías fue impresionante, la tendencia a corto plazo sigue siendo frágil, en medio de diversas incertidumbres presentes, especialmente la trayectoria a corto plazo del COVID-19”, dijo la OPEP sobre el panorama económico.

“Dado que esta incertidumbre es grande, en medio de una fuerte alza global de las infecciones, no se espera que la recuperación considerable del 3T20 continúe en el 4T20 y en 2021”.

La OPEP ha reducido gradualmente su pronóstico para el crecimiento de la demanda de petróleo en 2021 desde los 7 millones de barriles diarios que proyectó en julio.

El grupo también redujo su estimación para la demanda mundial de petróleo en el trimestre actual en 220.000 barriles diarios. Mantuvo estable su proyección para la contracción histórica del uso de petróleo este año en 9,47 millones de barriles diarios.

Para hacer frente a la caída de la demanda, la OPEP y sus aliados, conocidos como OPEP+, acordaron un recorte récord de suministro a partir del 1 de mayo, mientras que Estados Unidos y otras naciones dijeron que bombearían menos.

En el reporte, la OPEP dijo que su producción cayó 50.000 barriles diarios a 24,11 millones en septiembre. Eso equivale a un cumplimiento del 104 por ciento de los recortes acordados, según un cálculo de Reuters, frente al 103 por ciento de agosto.

La OPEP también recortó su pronostico para la demanda de su crudo el próximo año en 200.000 barriles diarios, a 27,93 millones, debido a la reducción prevista de la demanda mundial.