OPEP prevé panorama bajista para resto de 2019

En un informe mensual, el cártel rebajó en 40.000 barriles por día, a 1,10 millones, su previsión de crecimiento de la demanda global de crudo este año e indicó que el mercado tendrá un ligero superávit en 2020
Reuters Martes, 20 agosto 2019

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ofreció un deprimido panorama del mercado petrolero para lo que queda del año por la desaceleración económica, al tiempo que destacó los desafíos de 2020, mientras sus rivales aumentan el bombeo, en un reporte que fortaleció el caso para mantener su pacto de recorte de producción.

En un informe mensual, el cártel rebajó en 40.000 barriles por día, a 1,10 millones, su previsión de crecimiento de la demanda global de crudo este año e indicó que el mercado tendrá un ligero superávit en 2020.

El panorama bajista por la desaceleración de las economías en medio de la disputa comercial entre Estados Unidos y China y el Brexit podrían presionar a la OPEP y un grupo de aliados liderado por Rusia a mantener su política de recorte de bombeo para impulsar los precios. Un funcionario saudita insinuó la adopción de más pasos para respaldar al mercado.

"Aunque el panorama para los fundamentos del mercado parece de alguna forma bajista para el resto del año, ante la ralentización del crecimiento económico, los actuales asuntos comerciales globales y la desaceleración del crecimiento de la demanda de crudo, sigue siendo crítico supervisar estrechamente el equilibrio oferta/demanda y ayudar a la estabilidad del mercado en los próximos meses", dijo la OPEP en el reporte.

Pese al recorte liderado por la OPEP, el petróleo se ha derrumbado desde el máximo anual de más de 75 dólares alcanzado en abril, presionado por preocupaciones sobre comercio y una desaceleración de la economía.

La OPEP, Rusia y otros productores han implementado un acuerdo para recortar el bombeo en 1,2 millones de barriles diarios. La alianza, conocida como OPEP+, renovó en julio el pacto hasta marzo de 2020 con la intención de evitar un alza en los inventarios que impacte los precios.

La política de la OPEP de respaldar los precios a través de recortes en el suministro ha impulsado la producción del esquisto en Estados Unidos y otros rivales, y el reporte sugiere que el mundo necesitará menos crudo del cartel en 2020.

La demanda de crudo de la OPEP promediará los 29,41 millones de barriles diarios el próximo año, indicó el grupo, 1,3 millones menos que este año. Pese a todo, la previsión para 2020 fue elevada en 140.000 barriles por día frente al informe del pasado mes.

La OPEP recortó su pronóstico de crecimiento económico general del 3,2 al 3,1 por ciento y, por ahora, mantuvo su pronóstico para 2020 en 3,2 por ciento.

El informe también señaló que los inventarios de petróleo en las economías desarrolladas aumentaron en junio, lo que sugiere una tendencia que podría elevar las preocupaciones de la OPEP sobre un posible exceso de crudo.

Las existencias en junio excedieron en 67 millones de barriles el promedio de cinco años, un criterio que la OPEP observa de forma estrecha. Esto ocurrió pese a los recortes de suministro y las pérdidas involuntarias adicionales en Irán y Venezuela, dos miembros del grupo que están bajo sanciones de Estados Unidos.

La OPEP profundizó sus recortes en julio, mostró el informe. Según las cifras que el grupo recoge de fuentes secundarias, la producción de los 14 miembros disminuyó en 246.000 barriles por día desde junio, a 29,61 millones,debido a que Arabia Saudita redujo aún más el suministro.