Estados Unidos: Inversores esperan resultados del shale

Productores de no convencionales en EEUU han gastado miles de millones de dólares en la extracción de petróleo y gas. Sin embargo, muchos de ellos siguen sin ser rentables
Reuters Martes, 27 febrero 2018

La producción de petróleo de Estados Unidos ha superado los 10 millones de barriles diarios, acercándose al récord establecido en 1970, pero muchos inversores de las compañías que impulsan la revolución del petróleo de esquisto aún están esperando a que llegue el día de la paga.

Los productores de “shale” o hidrocarburos no convencionales han gastado miles de millones de dólares en la extracción de más petróleo y gas, acabando con décadas de descensos en la producción y redibujando el mapa comercial de la energía mundial.

Sin embargo, muchos de ellos siguen sin ser rentables con el aumento de producción, frustrando a sus promotores financieros.

La paciencia de Wall Street se agotó a finales del año pasado y los inversores pidieron a los productores más dividendos y recompras de acciones.

Y estas exigencias pecuniarias siguen siendo tema de debate en el sector en un momento en que los precios del petróleo han escalado a máximos de cuatro años. Que los inversores exijan retornos inmediatos podría forzar a las empresas a frenar su expansión, que podría ofrecer una mayor rentabilidad a largo plazo si los precios del crudo siguen subiendo.

A día de hoy, la cotización en bolsa de los productores de shale todavía tiene que recuperarse totalmente del colapso de los precios acontecido en 2014, cuando muchos inversores tuvieron que asumir pérdidas, centenares de compañías quebraron y las que sobrevivieron sufrieron muchos problemas.

Un análisis de Reuters sobre los dividendos anunciados por empresas de petróleo no convencional muestran disparidad en cómo estas reaccionan a la mayor presión de los inversores y en su reflejo en bolsa.

Este año, cinco de los 15 mayores grupos independientes de shale comenzaron o subieron sus dividendos trimestrales, mientras que seis siguen sin haberlo pagado nunca o no han revertido los recortes realizados desde el derrumbe de precios de 2014.

Empresas como Anadarko Petroleum Corp o Pioneer Natural Resources Co reaccionaron con alzas del 4 por ciento a mejorías de la retribución al accionista.

Sin embargo, las que se han resistido a hacerlo han perdido valor en el mercado bursátil. De las seis, cuatro -Cimarex Energy Co, Devon Energy Corp, Parsley Energy Inc y Noble Energy Inc- han perdido al menos un 19 por ciento en los últimos doce meses. Sólo una, Continental Resources Inc, cotiza por encima de hace un año.

Cuatro productores, entre ellos Hess Corp, mantuvieron los dividendos estables durante la crisis.