Crudo sube a máximos desde marzo por perspectivas de demanda

Los futuros del crudo Brent ganaron 83 centavos, o un 1,2%, a USD71,08 el barril. Mientras tanto, el crudo estadounidense West Texas Intermediate subió 69 céntimos, o un 1%, a USD68,41
Reuters Miércoles, 2 junio 2021

Los precios del petróleo subieron y el Brent llegó a superar los 71 dólares, su nivel más alto desde marzo, debido a las expectativas de un aumento de la demanda por combustible durante la temporada de verano en Estados Unidos, mientras que la OPEP+ acordó aumentar la producción.

Los futuros del crudo Brent para agosto ganaron 83 centavos, o un 1,2 por ciento, a 71,08 dólares el barril, tras alcanzar los 71 dólares al principio de la sesión, su precio más alto desde el 8 de marzo. Mientras tanto, el crudo estadounidense West Texas Intermediate para julio subió 69 céntimos, o un 1 por ciento, a 68,41 dólares.

La empresa de seguimiento GasBuddy dijo que la demanda de gasolina en Estados Unidos, durante el fin de semana del Día de los Caídos, aumentó un 9,6 por ciento, por encima de la media de los cuatro domingos anteriores y la mayor demanda dominical desde el verano de 2019.

Las reservas de crudo de Estados Unidos habían caído 2,1 millones de barriles la semana pasada, según un sondeo preliminar de Reuters.

Los precios también se vieron impulsados por datos chinos que muestran que la actividad de las fábricas del país creció a su ritmo más rápido este año en mayo.

Sin embargo, las ganancias se vieron limitadas por las expectativas de que se produzca una mayor producción en el mercado.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, conocidos colectivamente como OPEP+, también acordaron continuar con una lenta flexibilización de las restricciones a la oferta en su reunión del martes, dijo una fuente de la OPEP, mientras los productores equilibran una esperada recuperación de la demanda con un posible aumento de la producción iraní.

La OPEP+ decidió en abril devolver al mercado 2,1 millones de barriles diarios (bpd) de suministro entre mayo y julio, anticipando el aumento de la demanda mundial a pesar del elevado número de casos de coronavirus en India, el tercer mayor consumidor de petróleo del mundo.