The Simpsons rechazan el fracking en Springfield

Un capítulo de la temporada 26 de la popular serie presenta la técnica no convencional para producir gas. Mr. Burns impulsa el desarrollo, pero la familia animada se opone al uso de la fracturación hidráulica
Domingo, 17 mayo 2015

El "Señor Burns" descubre que en Springfield se puede obtener "gas de esquisto" y para continuar con su negocio energético (es dueño de la central nuclear), decide promover la explotación del área con técnicas de fracking. 

Homero Simpson comienza a impulsar la idea, porque considera que este desarrollo favorecerá a todo Springfield, pero en su particular casa, su esposa y su hija se oponen a la técnica de producción, porque al abrir la llave de agua en su cocina, en lugar de agua brota fuego. 

El jefe de familia ofrece una recompensa de 5000 dólares a los que firmen y voten por el desarrollo de los pozos de gas, pero la única que se niega a firmar la autorización es Marge Simpson. 

El plan del Sr Burns avanza, pero Springfield empieza a subrir terremotos que destruyen algunos edificios del lugar. 

Finalmente, Homero decide parar el taladro que fractura la roca para obtener gas, y todos los posibles empleos y el crecimineto de la zona quedan en la nada. 

En el tradicional estilo crítico y humorístico, el capítulo 5 de la temporada 26 de The Simpsons aborda la polémica del fracking con un claro mensaje en contra de la técnica que ha permitido a EEUU a convertirse en un productor importante de petróleo y gas. 

Si bien es una comedia, está claro que el mensaje es contrario a la manera de extraer crudo y gas mediante fracturación hidráulica y presenta todos los tópicos sobre la técnica que suelen exponer los críticos, aunque cinetíficamente se ha demostrado que no hay relación con los terremotos registrados en algunas áreas. 

Ver capítulo en inglés