Lejos de las metas de París: Emisiones mundiales de CO2 aumentaron en 2018

Según un informe de la ONU, las emisiones de CO2 ligadas a la industria y a la combustión de carbón, petróleo y gas, crecerán 2,7% respecto a 2017, tras un alza de 1,6% el año pasado y luego de tres años casi estables
AFP Viernes, 14 diciembre 2018

Las emisiones de CO2 de las energías fósiles, principal causa del calentamiento global, registraron en 2018 un alza inédita en 7 años, alejando al mundo todavía más de las metas del Acuerdo de París.

Según un informe científico anual publicado en el marco de la 24ª Conferencia sobre Clima de la ONU que se celebró en Polonia, las emisiones de CO2 ligadas a la industria y a la combustión de carbón, petróleo y gas, crecerán 2,7 por ciento respecto a 2017, tras un alza de 1,6 por ciento el año pasado y luego de tres años casi estables.

Hay que remontarse a 2011 y al final de la crisis financiera de 2008 para hallar un dato peor, dijo a la AFP el climatólogo Glen Peters, del centro de investigación Cicero de Oslo, y uno de los autores del estudio publicado en la revista Open Access Earth System Science Data.

"El crecimiento de la economía y la energía están superando a las políticas" climáticas, subrayó el investigador. "Estamos lejos de la trayectoria que nos permitiría permanecer en un alza de la temperatura de 1,5ºC o incluso 2ºC", los objetivos del Acuerdo de París, según Peters.

La fuerte alza de este año está alimentada sobre todo por un auge de las emisiones en China (+4,7 por ciento), primer emisor mundial, cuyos esfuerzos habían no obstante aportado buenos resultados en los años anteriores, según el 13º balance anual del Global Carbon Project, realizado por 80 científicos.

Estados Unidos, segundo país contaminante, registró un alza de 2,5 por ciento en 2018. Para los investigadores, no es forzosamente un reflejo de las políticas anticlima de la administración Trump, sino más bien de un invierno y un verano extremos, que incrementaron el uso de la calefacción y el aire acondicionado.

El aumento en India, 4º país contaminante, fue de 6,5 por ciento. Las emisiones europeas en cambio retrocedieron (-0,7 por ciento), aunque con disparidades nacionales.