Shell obtiene dos nuevos permisos para la exploración en el Ártico

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) autorizó los permisos por los que Shell podrá descargar agua residual en el mar de Chukchi, al noreste de Alaska
lunes, 15 junio 2015

El gobierno estadounidense aprobó dos nuevos permisos para el plan de exploración en el océano Ártico de Royal Dutch Shell que comenzará en el verano boreal.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) autorizó los permisos por los que Shell podrá descargar agua residual en el mar de Chukchi, al noreste de Alaska, de sus plantas de perforación Transocean Polar Pioneer y Noble Discoverer.

Los fluidos que la EPA autorizó incluyen los utilizados para la perforación a base de de agua, recortes de la perforación y aguas residuales producidas en la plataforma, detalló Fuelfix.

Durante la última campaña de perforación en el Ártico de Shell, en 2012, la petrolera acordó con los habitantes de la zona no arrojar el agua residual al mar Beaufort, al norte de Alaska. Sin embargo, sí envió sus fluidos desde la plataforma al mar vecino, el Chukchi.

Esta aprobación significa que quedan sólo cuatro permisos federales esenciales para que la petrolera anglo-holandesa pueda dar comienzo a su exploración.

El vocero de Shell, Curtis Smith, describió a las autorizaciones de EPA como “noticias bienvenidas, ya que significa que estamos cada vez más cerca de las exploraciones en el Chukchi en las próximas semanas”.