BP aumenta dividendo y recompras tras disparar beneficios

La petrolera británica aumentó su dividendo y la recompra de acciones tras superar expectativas con un beneficio de 2.800 millones de dólares en el segundo trimestre
Reuters viernes, 6 agosto 2021

La petrolera británica BP aumentó su dividendo y la recompra de acciones tras superar expectativas con un beneficio de 2.800 millones de dólares en el segundo trimestre, impulsado por la subida de los precios del petróleo y la recuperación de la demanda.

Los resultados refuerzan el plan del director general del grupo, Bernard Looney, de abandonar los hidrocarburos en favor de las energías renovables y de baja emisiones de carbono, en un esfuerzo por combatir el cambio climático.

Sus rivales, como Royal Dutch Shell, TotalEnergies y Chevron, también aumentaron la retribución a sus accionistas la semana pasada, como reflejo de la recuperación de la pandemia que hizo caer la demanda de energía.

BP aumentó su dividendo un 4 por ciento, hasta los 5,46 céntimos, después de reducirlo a la mitad en julio de 2020 hasta los 5,25 céntimos, la primera vez en una década.

BP también tiene previsto recomprar 1.400 millones de dólares en acciones propias en los próximos meses, después de haber generado un excedente de efectivo de 2.400 millones de dólares en el primer semestre del año, dijo.

En abril, BP lanzó un plan de recompra de 500 millones de dólares para compensar la dilución de un programa de distribución de acciones a los empleados.

Looney dijo en un comunicado que las medidas fueron posibles debido a un rendimiento más fuerte, así como a "una mejora de las perspectivas".

BP espera que la demanda mundial de petróleo se recupere a los niveles anteriores a la pandemia en algún momento del segundo semestre de 2022.

El beneficio subyacente de BP ajustado por costes de reposición, que es la definición de beneficios netos de la empresa, alcanzó los 2.800 millones de dólares en el segundo trimestre, superando los 2.150 millones esperados por los analistas.

Esta cifra es superior a los 2.630 millones de dólares del primer trimestre y supone un repunte respecto a las pérdidas de 6.680 millones de dólares del año anterior.

Los resultados se debieron también a una mayor demanda de combustible, incluido el de la aviación, así como a unos mayores márgenes de beneficio en las tiendas de conveniencia de las gasolineras de BP, dijo.

La deuda neta de BP se redujo a 32.700 millones de dólares desde los 40.100 millones de dólares.