Shell: Balance trimestral supera expectativas por sólido refino

La anglo-holandesa aumentó drásticamente sus ganancias en los últimos trimestres gracias al plan de recortes de costos y ventas de activos para enfrentar la caída de precios del crudo
Reuters
Reuters Jueves, 2 noviembre 2017

Royal Dutch Shell reportó un salto de casi un 50 por ciento en sus utilidades trimestrales, impulsadas por un sólido refino, mientras que una potente generación de efectivo resaltó que la compañía de gas y petróleo se ha adaptado bien a los bajos precios internacionales del crudo.

La empresa anglo-holandesa aumentó drásticamente la generación de efectivo en los últimos trimestres como resultado del plan de recortes de costos y ventas de activos lanzado por el presidente ejecutivo Ben van Beurden para enfrentar unos persistentes precios bajos del petróleo tras su desplome desde máximos en 2014.

"Los tres negocios de Shell hicieron contribuciones sólidas a este conjunto robusto de resultados", aseguró van Beurden en un comunicado.

Shell y la mayoría de las grandes petroleras ahora son capaces de generar ganancias incluso si los precios del crudo vuelven a caer cerca de 50 dólares por barril, y nuevamente se están focalizando en el crecimiento de sus negocios. Los precios internacionales del petróleo promediaron los 52 dólares en el trimestre y actualmente se encuentran por encima de 60 dólares.

En una señal de renovado énfasis en el crecimiento, la semana pasada Shell se adjudicó la mitad de unos campos de exploración petrolera en aguas profundas subastados en Brasil, donde sus rivales BP y Exxon Mobil Corp también adquirieron bloques en una apertura histórica a operadores extranjeros.

Las ganancias de Shell del tercer trimestre subieron fundamentalmente porque se triplicó la utilidad del segmento de refino, beneficiado por un drástico aumento en los márgenes de ganancias debido a que el huracán Harvey interrumpió a fines de agosto un cuarto de la capacidad de refino estadounidense.

El segmento químico, un motor clave de su crecimiento en la próxima década, también vio un alza de ganancias del 20 por ciento comparado con un año atrás. La producción de petróleo y gas en el trimestre fue un 2 por ciento mayor, a 3,657 millones de barriles de petróleo equivalente.

La ganancia neta del tercer trimestre atribuible a accionistas, ajustada por costo de suministros (CCS) y excluyendo ítems extraordinarios, ascendió a 4.100 millones de dólares. Eso se compara con los 2.800 millones de dólares que reportó en el mismo lapso del año anterior y un consenso de analistas provisto por la compañía de 3.620 millones de dólares.

El flujo de caja de las operaciones de la firma en el trimestre, sin embargo, cayó un 33 por ciento en una tasa interanual a 7.580 millones de dólares por primera vez desde el primer trimestre del 2016. La caída se debió a aumentos en el valor de inventarios por el alza del precio del crudo desde un año antes, explicó Shell.